El autor belga Conscience enseñó a su pueblo a leer.

Descheemaecker enseñó a los suyos a competir con palomas.

Lectura de 20 minutos — por Joseph Descheemaecker

En noviembre de 1936, los hermanos Noël y Robert Descheemaecker fundaron la empresa Natural. La fascinación de los hermanos por las carreras de palomas era tan grande que Natural se convirtió en su trabajo de por vida. Noël Descheemaecker se mantuvo apasionadamente involucrado en las carreras de palomas hasta los 92 años.

Después de que sus hijos Joseph y Noël Jr. se hiciesen cargo de la empresa, él continuó velando por el negocio y compartiendo el entusiasmo de su éxito. La joven generación no tenía más que un objetivo y no ahorró esfuerzo ni gastos en su empeño: productos de calidad para carreras de palomas. Los productos naturales son ampliamente conocidos en 55 países de todo el mundo. El hijo de Joseph, Stephan Descheemaecker, fue el miembro de la tercera generación que se puso al timón. La senda ya transitada fue recorrida incluso con más audacia. Una unidad de producción ultramoderna y totalmente nueva para mezclas de granos asegura y mantiene una excelente calidad. En el Descheemaecker Pigeon Centre, Stephan Descheemaecker se centra en palomas de élite: palomas con un pedigrí excepcional. La larga colaboración con China también ha logrado una dimensión totalmente nueva.

La historia de Descheemaecker indiscutiblemente forma parte de la tradición de las carreras de palomas y vale la pena contarla.

El primer palomar de los hermanos Noël y Robert Descheemaecker en Wilrijk (Amberes). Fue construido en 1927 sobre el techo de la imprenta de su padre.

Noviembre de 1930.

El padre de Noël y Robert tenía una pequeña imprenta en Wilrijk. Los hermanos, que compartían el mismo interés y la misma pasión, decidieron publicar una revista: Het Duivensport (Carreras de palomas en neerlandés) en noviembre de 1930. Se imprimieron veinticinco ejemplares de muestra y se repartieron entre amigos y conocidos solicitándoles opiniones. Era una revista sencilla sin publicidad solo con artículos escritos a partir de la experiencia.

Los entusiastas amigos aficionados a las palomas, que competían a un alto nivel con sus palomas, garantizaban el contenido. La revista fue un gran éxito desde el principio con una tirada de 50.000 ejemplares.

Se la conocía popularmente como el folleto verde debido a su portada verde. La revista se distribuía, se enviaba a cada club de colombófilos y se estimaba que unas 240.000 personas la leían.

La versión francesa, Le Sport Colombophile, era igualmente popular en Valonia. La esposa de Noël Descheemaecker era valona, por lo que supo facilitar con éxito contactos valones.

De repente, todos en la imprenta se vieron trabajando día y noche para imprimir y distribuir la revista.

En 1938, se construyó un gran palomar en el jardín de Noël Descheemaecker en Schoten basado en el modelo de palomar del campeón valón Georges Fabry (de Lieja).

La paloma, el caballo de carreras de los pobres.

Luik había sido la cuna de las carreras de palomas desde el siglo XIX. El público adinerado consideraba las carreras de palomas como un deporte aparte, una actividad de ocio para pobres. En casi todos los países circundantes se empezaron a celebrar carreras de palomas en las regiones mineras: North Pas-De-Calais en Francia, el área del Ruhr en Alemania, Blackpool en Inglaterra y Katowice en Polonia. Las palomas se convirtieron en los caballos de carreras de los pobres. Los trabajadores no tenían dinero para viajar, así que las palomas eran prácticamente su única forma de esparcimiento.

Trabajaban seis días a la semana, por lo que no había tiempo para competir con las palomas en largas distancias. En aquella época, las carreras de palomas se limitaban a competiciones de pura velocidad, vuelos de 250 kilómetros. Los sábados salían de trabajar a las 4 de la tarde. Las palomas se soltaban y sus dueños iban al club de colombófilos a relajarse. Las palomas se encestaban los sábados. La mayoría de los vuelos se limitaban a 100 kilómetros; por lo tanto, con viento de cola, las palomas regresaban a casa una hora y cuarto después de su liberación el domingo. Los domingos por la mañana en el club de colombófilos, se sacaba un reloj en el que se registraban las palomas cuando volvían a casa después de su vuelo. La paloma que volaba en el menor tiempo entre el punto de liberación y el palomar era la ganadora.

Un solo pueblo a veces tenía varios clubes de colombófilos, según fuesen las tendencias políticas de los miembros. Estos clubes también se situaban específicamente: uno en el norte, sur, este y oeste, por cada (kilo)metro contado, dependiendo de la situación del palomar en relación con el lugar de liberación.

Primer logotipo en 1930.

De abogado a minorista.

Como era de esperar, Noël y Robert también competían con palomas en el club De Zwaluw de Wilrijk. Aprendieron los trucos del oficio de Gust De Feyter, amigo y compañero colombófilo. En un momento dado, entraron en contacto con Evrard Havenith, un conocido colombófilo de Amberes, que les vendió un saco de habas de campo de la mejor calidad. Este hecho despertó su interés por la alimentación de las palomas, que más tarde resultó ser un importante parámetro de éxito. Todo el contenido de un número de la revista se dedicó por lo tanto a la importancia de las mezclas de granos de calidad específicas para palomas. Mientras tanto, la revista había aportado bastante dinero en efectivo y la idea de crear una empresa para producir alimento para palomas crecía. Noël Descheemaecker ya había empezado a ejercer como abogado, pero colgó su toga para dedicar todo su tiempo a su pasión.

Los hermanos compraron un terreno y construyeron una planta de producción. Compraron una furgoneta de ocasión y, en noviembre de 1936, nació la empresa Natural Granen - Gebr. Descheemaecker NV. Entonces solo había cuatro mezclas en el mercado: para cría, para deporte, para muda y para invierno. Al principio, estas mezclas se ofrecían en sacos de 25 kg, pero para satisfacer la demanda de los colombófilos, se cambiaron por sacos de 5 y 10 kg.

Los hermanos los llevaban ellos mismos al molinero cercano, al minorista local y a las casas club, que a su vez se los vendían a los colombófilos.

La empresa funcionó extraordinariamente bien desde el principio. El éxito se debió en parte a la revista Het Duivensport. Los hermanos lograron buenos resultados con las carreras de palomas y se valieron de su experiencia para escribir artículos de los que otros colombófilos podían aprender. Y por supuesto, Noël tenía la ventaja de su educación universitaria. Su padre insistió en que primero obtuviese su título de abogado y solo después se podría dedicar completamente a las carreras de palomas. El último año de sus estudios, Noël faltó prácticamente siempre a las clases porque tenía demasiado trabajo que hacer con sus palomas. Cuando aparecía por clase, el profesor decía: «Bueno, bueno, bueno, ¡el famoso colombófilo nos honra una vez más con su presencia!»

El dicho: «Conscience enseñó a su pueblo a leer; Descheemaecker enseñó a su pueblo a competir con palomas» data de su época.

Het Duivensport publicada desde 1930 por los hermanos Descheemaecker tenía más de 40.000 lectores en 1939. Le Sport Colombophile es el nombre de la edición en francés de Het Duivensport. Ambas revistas han sido las revistas de colombofilia más leídas en Bélgica durante más de 90 años.

Carreras de palomas y apuestas

Como las carreras de palomas eran las carreras de caballos de los pobres, era natural que la gente apostara por las palomas. Desde el principio, los hermanos ganaron mucho dinero con sus palomas. Noël Descheemaecker incluso pudo financiar sus estudios de esta manera.

En aquellos días, las palomas solo podían competir cuando el ayuntamiento estaba abierto. Una regla extraña, pero así se hacía la vista gorda ante el hecho de que la gente apostara por las palomas.

Se apostaba mucho dinero en los vuelos largos. El club se quedaba el uno por ciento de la apuesta y así las carreras de palomas podían seguir floreciendo.

La ciudad de Lieja era donde se hacían más apuestas. Allí se podía registrar una paloma en diferentes clubes para aumentar las posibilidades de ganar. La época de mayor auge de las carreras de palomas fue en el período de 1830 a 1840. Con sus palomas a cuestas, los colombófilos de Flandes viajaban a Lieja para participar en las carreras. La suelta de las palomas era un acontecimiento que atraía a grandes multitudes en aquellos tiempos.

De Kaers: en 1932, los hermanos Descheemaecker compraron a su amigo Havenith un palomo macho 6136542-32. Se llamaba De Kaers. Durante siete años, De Kaers fue una de las mejores palomas de media distancia de la provincia de Amberes. Terminó su carrera deportiva en 1939 tras ganar el primer premio de Orléans (400 km) en la Unión de Amberes, también conocida como la escuela secundaria de la colombofilia belga.

Kaers.

Los hermanos no solo le compraron un saco de alubias de calidad al renombrado Evrard Havenith (que condujo directamente a la producción de mezclas de palomas), sino que también le compraron una paloma llamada Kaers. Fue bautizada con el nombre del ciclista Karel Kaers, que cosechó un gran éxito en la década de 1930 y en 1934 se proclamó campeón mundial de ciclismo en pista.

En la revista Het Duivensport, Kaers era protagonista de los artículos escritos por Noël Descheemaecker. Estos artículos revelaban el secreto que había detrás de las excelentes actuaciones de esta paloma: «huía de la multitud desde el principio de la carrera».

Durante su entrenamiento, los hermanos no permitían que Kaers volara con palomas de su región. En vez de eso, le enseñaron a volar sola. Hay una gran ventaja cuando se enseña a una paloma a dejar el grupo y elegir la dirección correcta. La esencia es enseñar a las palomas a navegar de forma independiente.

Un día, a los jóvenes hermanos Descheemaecker los retaron a participar con Kaers en el muy competitivo club De Zwaluw. Kaers rápidamente ganó el primer premio.

Durante la guerra, las palomas mensajeras belgas permanecieron en cautiverio en un gran aviario.
En el pasado, las palomas domésticas habían representado un papel importante en el ejército como mensajeras.

Segunda Guerra Mundial

Para Noël y Robert, las carreras de palomas no se limitaban a Bélgica. Sus nombres y su fama traspasaron la frontera. A finales de la década de 1930, fueron invitados a muchas ferias internacionales de palomas para que compartieran su experiencia y juzgaran palomas.

En una feria de palomas en Colonia, Alemania, los hermanos recibieron la tarjeta de visita de un general alemán. La esvástica de la tarjeta desempeñaría un papel decisivo para las palomas belgas.

Un soldado alemán en una misión con palomas a cuestas.

1940: el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

En los países ocupados por los alemanes, todas las palomas tenían que ser sacrificadas, porque se podían usar para fines de espionaje. Esto ya era una práctica conocida durante la Revolución Francesa y las palomas habían sido consideradas como soldados también durante la Primera Guerra Mundial.

Noël y Robert quisieron hacer todo lo posible para evitar que sus palomas y las de los colombófilos belgas fuesen masacradas. Pidieron ayuda al general alemán que habían conocido en Colonia antes de la guerra. Este general era un colombófilo de corazón y les dio una solución. Autorizó el traslado de las palomas belgas a palomares especiales en Bruselas, donde permanecieron en el exilio hasta después de la guerra. Las palomas no compitieron durante la guerra y la Asociación Belga de Palomas se ocupó de ellas. La venta de mezclas de cereales cesó y, por desgracia, una bomba V2 destruyó gran parte de la fábrica Natural.

Sin embargo, la eficaz intervención de los hermanos permitió que los colombófilos belgas pudieran reanudar inmediatamente las carreras de palomas al final de la guerra. Las palomas belgas habían sobrevivido a la guerra.

Het Duivensport fue rebautizada como De Duivensport en 1967 (nueva ortografía).

Duifke Lacht...

Inmediatamente después de la guerra, las carreras de palomas belgas se reanudaron con todo su esplendor. Durante el último apogeo de las carreras de palomas belgas (1948), los hermanos sacaron al mercado una nueva revista: Duifke Lacht (Paloma risueña). Era una revista alegre y puramente publicitaria para promover las mezclas naturales de cereales.

Duifke Lacht se publicaba quincenalmente. La publicidad se alternaba con datos curiosos, chistes y tiras cómicas. La tirada crecía y crecía, y los pedidos seguían llegando. A los colombófilos que no eran suscriptores se les enviaba el obsequio: Kom, Kom (Venid, venid). Kom, Kom era simplemente un panfleto publicitario, que consistía en un artículo sobre carreras de palomas; el resto eran anuncios de mezclas de granos naturales y una serie de productos complementarios naturales.

En 1967, las dos revistas Het Duivensport y Duifke Lacht se fusionaron en una, Duifke Lacht: material de lectura para 150.000 colombófilos.

Duifke Lacht sigue siendo muy popular en la actualidad.

Los hermanos Descheemaecker introdujeron en el mercado el reloj de carreras Heirman, inventado por Edgard Heirman, en 1949.

Relojes para carreras de palomas

Las carreras de palomas y los relojes para carreras de palomas (constateurs) son dos variables inextricables. Los hermanos Descheemaecker lo entendieron pronto.

Durante la temporada de carreras de 1949, Edgar Heirman, un conocido relojero, fue al club de colombófilos. Allí se enteró de que algunos colombófilos habían perdido una carrera porque su reloj se había parado. Edgar era un colombófilo y le pareció inaceptable que una carrera pudiera perderse debido a un reloj que no funcionaba bien. Así que decidió diseñar un auténtico reloj para carreras de palomas o constateur. Edgar construyó el constateur Heirman, que a los aficionados a las palomas les encantó desde el principio. Edgar había desarrollado un mecanismo que registraba precisa e infaliblemente la hora de llegada. El aparato medía apenas 12 por 25 cm. En colaboración con los hermanos Descheemaeker, muchos de estos constateurs Heirman fueron producidos en La Chaux-de-Fonds, una ciudad suiza conocida por su industria relojera. La producción se financió con subsidios del gobierno suizo. Se vendieron por lo menos 16.000 constateurs Heirman. En aquellos días, el Heirman era el Rolls-Royce de los relojes para carreras de palomas. Se podían dejar, por así decirlo, en un armario durante 50 años y, una vez se les volvía a dar cuerda, funcionaban con precisión de inmediato. El Heirman era único en el mundo de los constateurs en aquel entonces. Un reloj bastante caro, pero con el mecanismo más avanzado y la mejor calidad suiza.

Pero los relojes para carreras de palomas también deben evolucionar con los tiempos.

En 1952, el Junior apareció en el mercado. Se trataba de un diseño revolucionario y se vendieron por lo menos 300.000 constateurs Junior. Se fundó la empresa Junior y Frans Descheemaecker, el hijo mayor de Noël, se puso al frente. Un hijo de Frans sacó más tarde al mercado un reloj de cuarzo electrónico. Las ventas se redujeron a 10.000 unidades, ya que había una gran competencia y mejores relojes electrónicos en el mercado. La empresa se vendió.

Se puede afirmar que los Hermanos Descheemaecker también sentaron las bases de todos los aspectos de los constateurs.

Los hermanos Descheemaecker posan ante un corral en la estación de cría.

La estación de cría

Natural era una empresa que marchaba bien y producía mezclas de granos y una serie de excelentes productos secundarios: arena, minerales, té, levadura de cerveza, electrolitos, tallos de tabaco, arena para suelos... .

La revista Duifke Lacht también era un éxito. El instinto empresarial de los hermanos se mantuvo muy centrado. Pero faltaba algo en la escena completa: palomas. En 1955, se construyó una estación de cría en Zoersel. Las palomas reproductoras de todas las razas conocidas hallaron allí un refugio.

Pero, ¿cómo encontrar clientes para todos esos pichones?

A los hermanos se les ocurrió una vez más una idea brillante. Compre un saco de mezcla de granos y recibirá un vale. Comprando 250 kg de grano, se reunían suficientes vales para canjear por un pichón. Duifke Lacht se aseguró de que todos los colombófilos estuvieran informados y empezaran a coleccionar cupones. No pasó mucho tiempo antes de que se volviera un éxito y hubo que construir palomares adicionales para satisfacer la demanda.

Los propietarios de palomas empezaron a preguntar si podían visitar la fábrica Natural y la estación de cría. Esto inspiró a los hermanos a organizar 12 semanas de jornadas de puertas abiertas los domingos. Los clubes de colombófilos organizaban excursiones de un día en autobús para sus miembros.

Por la mañana se visitaba el mercado de palomas de Lier, luego la fábrica y, por la tarde, se admiraban las palomas reproductoras en la estación de cría. La jornada se clausuraba con cerveza trapense en la sala de recepción de la estación de cría. No era excepcional ver 70 autobuses aparcados un domingo.

La estación de cría Natural simplemente era única en el pequeño mundo de las carreras de palomas.

La estación de cría Natural

El mundo los llama.

En 1970, dos hijos de Noël Descheemaecker, Joseph y Noël hijo, se hicieron cargo de la empresa. Se construyó una nueva y moderna fábrica en Schoten para la producción exclusiva de mezclas de granos para palomas.

Los hermanos Descheemaecker se habían ganado el prestigio y la fama en las carreras de palomas belgas, pero también en otros países. En las jornadas de puertas abiertas de la estación de cría, muchos extranjeros tuvieron la oportunidad de vivir el fenómeno Descheemaecker. En especial, los colombófilos de países vecinos, Francia, Países Bajos y Alemania, se interesaron por las mezclas de granos, los productos complementarios y los pichones Descheemaecker.

Joseph y Noël hijo pronto entendieron que debían tratar de ampliar el negocio a nivel internacional.

En 1966, Natural Granen alquiló un espacio en la Exposición Nacional de Alemania. En la fábrica de autobuses Van Hool, contrataron un magnífico stand con varios compartimentos y un escaparate especial para mostrar las mezclas de granos. Esto nunca se había visto antes en una feria de palomas y las azafatas con minifaldas plateadas seguramente tuvieron algo que ver con eso. Natural Granen fue el primero en hacerlo de forma profesional, convirtiéndose en creador de tendencias para ferias de palomas.

La estrategia de canjear un pichón de raza por vales coleccionados también se aplicó en Alemania, que resultó ser un mercado especialmente interesante al que Joseph y Noël hijo se comprometerían plenamente.

Algunos de los productos complementarios Natural de reconocido prestigio mundial.

Se había dado el pistoletazo de salida.

El stand de Natural Granen fue el centro de atención en todas las grandes ferias y Olympiads. En 1981, la Olympiad se celebró en Tokio, lo que permitió abrir las puertas al Lejano Oriente. Bélgica es y sigue siendo la cuna de las carreras de palomas. Natural Granen fue reconocida mundialmente como una empresa de confianza por sus mezclas de granos, revistas y publicaciones, productos complementarios y pichones de la estación de cría. El nombre de Descheemaecker abría puertas.

Natural Granen creció exponencialmente.

Pronto, Natural Granen exportaba a 55 países y se convertía en el indiscutible líder del mercado en la mayoría de ellos.

El stand de Natural Granen en Langfang 2017.

Más que carreras de palomas.

En 1988, Joseph y Noël hijo compraron una granja de huevos y, en 1989, una fábrica de semillas para aves. Con vistas al futuro, por primera vez se desviaron del camino exclusivo de las carreras de palomas.

En 2016, se adquirió Haspeslagh, una empresa especializada en equipamiento para palomas de carreras.

En agosto de 1996, se realizó el primer viaje de negocios a China. Dos años más tarde, la primera tienda Natural abrió sus puertas en Shanghái. Con un potencial de 300.000 colombófilos, China no solo es un gran mercado, sino también un reto empresarial. Con su socio taiwanés, el doctor Max Yang, médico veterinario y apasionado colombófilo, Joseph y Noël hijo decidieron conquistar el mercado asiático. A iniciativa del doctor Max Yang, Natural ha desarrollado toda una gama de medicamentos para palomas mensajeras dirigida exclusivamente al mercado asiático. Haspeslagh-Natural es ahora el proveedor líder de equipos para palomas de carreras. Y Natural China se está convirtiendo en una marca prominente en las carreras de palomas asiáticas.

La tercera generación: Stephan Descheemaecker.

Tercera generación de Descheemaeckers

En 1996, Stephan, hijo de Joseph Descheemaecker, comenzó a trabajar en la empresa de su padre y su abuelo. En su último año de universidad, Stephan hizo prácticas en la fábrica y en el extranjero para aprender los secretos del oficio. Durante estas prácticas, se habló regularmente de la importancia del maíz Cribs. Este maíz se cultiva en Francia y se seca de forma natural. Este maíz secado de forma natural tiene una capacidad de germinación muy alta y pronto se empezó a usar en todas las mezclas naturales.

Natural Granen ha sido líder en el campo del maíz French Cribbs desde la década de 1960.

La estación de cría Natural también es un centro de pruebas, donde los nuevos productos se prueban minuciosamente antes de ser lanzados al mercado.

En 2016, Stephan Descheemaecker puso en marcha una fábrica totalmente nueva en Schoten con un proceso de producción ultramoderno y controlado por ordenador para ajustar las mezclas aún más exactamente a las necesidades de los colombófilos nacionales e internacionales.

Elite de Natural: palomas premiadas de los linajes más prestigiosos.

Palomares Elite

A pesar de la disminución del interés por las carreras de palomas, Natural Granen sigue floreciendo en el país y en el extranjero. Sin embargo, Stephan Descheemaecker cree que debe tomar medidas para garantizar que las carreras de palomas en Bélgica no desaparezcan como un deporte para viejos.

En 2008, se contrató a un consultor externo para evaluar, junto con la junta directiva, el futuro de la estación de cría. Las opiniones estaban divididas, ya que la estación de cría requiere mucha mano de obra y las cifras anuales no son muy alentadoras. ¿Se debería cerrar la estación de cría para subdividir el terreno o se debería ampliar? El hecho es que la estación de cría ha estado fuertemente entretejida, año tras año, con la filosofía de la empresa y las carreras de palomas en general. El consultor expuso la idea de que Descheemaecker tenía en sus manos una mina de oro potencial, pero se necesitaba urgentemente un cambio de estrategia.

En 2014, se construyeron los palomares Elite. Alojamientos de última generación poblados de palomas galardonadas de los linajes más prestigiosos.

En contraste con los clásicos pichones de la estación de cría, ahora había pichones más caros con pedigríes impresionantes. En los palomares Elite, las palomas reciben el mejor cuidado para convertirse en verdaderas ganadoras.

La nueva estrategia funcionó y, en 2016, la estación de cría alcanzó el mayor volumen de facturación de su historia. A los auténticos colombófilos les encanta tener un pichón del linaje adecuado por un precio justo y estos pichones ya están a la venta en la estación de cría.

En 2016, Stephan también inauguró una estación de cría de pichones Elite en China. Los palomares Elite están poblados con 750 pichones. Todavía no se ha vendido ninguno, pero participan en vuelos de un solo palomar que son carreras de un día y ganan grandes sumas de dinero. Una vía nueva e interesante.

El dinero del premio que se gana en estas carreras de un solo palomar llega a millones. La colaboración podría dar un impulso sustancial a las carreras de palomas belgas. Los chinos lo perciben como una oportunidad y están deseando poner en práctica esta colaboración.

Las carreras de palomas están pasando de ser un deporte para viejos a un pasatiempo profesional. Cada vez más, los clubes, los amigos, etc. organizan carreras de palomas juntos. Si elige tener un palomar combinado con varios propietarios, puede tomarse un fin de semana libre siempre y cuando se hagan los preparativos necesarios.

Las carreras de palomas modernas ofrecen muchas oportunidades únicas.

Según Stephan Descheemaecker, las carreras de palomas son el hobby más bonito que existe para personas mayores de 55 años. Usted permanece mental y físicamente activo. El contacto social mantiene tu mente despierta.

¿Qué más necesita una persona?

Reciba actualizaciones periódicas de los ganadores.

Al suscribirse aquí, se le añadirá a la lista de correo de Natural. Puede cancelar su suscripción en cualquier momento haciendo clic en el enlace 'Cancelar suscripción' de nuestros mensajes electrónicos.